El Adviento Santo ha llegado ya

Original de Criterio # 285 – ¡A la venta!

Por: Mtra. Ofelia Cano Vela

Este domingo 29 de noviembre de 2015 damos inicio al periodo de preparación para celebrar la Navidad, conocido como Adviento, palabra que viene del latín adventus que significa venida o llegada.  También con la llegada de este tiempo comienza un nuevo año litúrgico en la Iglesia.

Con el adviento avivamos como creyentes la alegría de la espera del Señor; este periodo tiene una duración de cuatro semanas donde las lecturas de la Misa nos invitan a vivir en la esperanza de la venida del Señor, no solo en el recordatorio de la que ocurrió hace 2015 años, ni en la que llegará al final de los tiempos, sino en la del día a día, que debemos encontrar en la acogida de nuestro prójimo.

Para hacer más solemne la preparación de la Navidad, en el adviento no se reza el Gloria durante la celebración eucarística, las vestiduras del sacerdote son de color morado, el decorado de la iglesia es más sobrio y los fieles seguimos las reflexiones de la corona de adviento, para que el 25 de diciembre nos vistamos en lo interno y externo de fiesta.

Papa Francisco usando el color litúrgico Morado
Papa Francisco usando el color litúrgico Morado

El primer domingo de adviento es este domingo 29 de noviembre, como ya se mencionó anteriormente, en donde se nos invita a estar vigilantes en la espera del Señor “Velen y estén preparados porque no saben cuándo llegará el momento” nos dice el apóstol San Marcos (13, 33-37) en las escrituras.  Buscamos por eso el perdón de quienes hemos ofendido y perdonamos a los que nos ofenden, tal y como rezamos en el Padre Nuestro.  Por eso, como signo de la búsqueda de armonía y perdón encendemos en familia la primera vela morada de la corona de adviento.

Juan el Bautista
Juan el Bautista

El segundo domingo de adviento será el 6 de diciembre y nos preparamos en la conversión, puesto que como dice Juan el Bautista en el Evangelio según San Marcos “Preparen el camino del Señor” (1: 1-8), y que mejor forma de hacerlo que mediante el sacramento de la confesión, así que como signo de reconciliación encendemos la segunda vela morada.

La Visitación
La Visitación

El tercer domingo de adviento corresponde al 13 de diciembre y reflexionamos sobre nuestro testimonio como católicos recordando de forma especial a la Santísima Virgen María, que siempre estuvo dispuesta a ayudar y servir a los demás como lo dijo Santa Isabel en el relato del Evangelio según San Lucas: “¿Quién soy yo para que la Madre de mi Señor venga a verme?” (1, 39-48)  Como signo de nuestro caminar presuroso a servir a nuestro prójimo encendemos la tercera vela de color rosado que simboliza el gozo.

La Anunciación
La Anunciación

Finalmente el cuarto domingo de adviento lo celebraremos el 20 de diciembre, cuando se nos refiere el anuncio del Nacimiento de Jesús hecho a José y María que nos invita a aprender de ellos en el aceptar a Cristo y recibirlo en nuestros corazones, en nuestra familia y en nuestra comunidad con armonía y mucha alegría, por lo que encendemos en señal de nuestra preparación la cuarta vela de la corona de adviento que es de color morado.

Así pues, más que preparar el arbolito, la cena, los regalos y las demás decoraciones, preparemos primero nuestro corazón para recibir con verdadera devoción al Salvador, porque no hay Navidad sin Jesús y viene pobrecito, buscando un lugar donde quedarse por lo que tu corazón converso es el lugar ideal para cobijarlo con calor, Fe y mucho amor.

Vela en Adviento
Vela en Adviento