La Familia y los Adultos Mayores

La tercera edad es la etapa que abarca más allá de los 65 años.  En ella comenzamos a ver claramente los efectos del envejecimiento, un proceso de cambios naturales y graduales que se dan a nivel psicológico, biológico y social durante todas las etapas del desarrollo. Pese a que nuestras circunstancias de vida son distintas, muchos abuelitos tienen un factor en común, la familia, que en el mejor de los casos, cuida de ellos con amor y dedicación.

 

Cuidar a un adulto mayor requiere de un gran compromiso de vida que no cualquiera está dispuesto a tomar. Es una experiencia que nos permite confrontar nuestra propia vejez y nos brinda oportunidades para reparar relaciones lastimadas con las personas que cuidamos.  Todas las circunstancias son distintas, ya sea por alguna enfermedad en particular o por el tipo de familia, sin embargo los cuidados y atenciones que deben considerarse siguen una misma línea, la cual a continuación les presento:

 

  • Compartir el cuidado entre varios familiares: Es importante pedir apoyo por parte de la familia inmediata, ya sea para realizar paseos o visitas regulares que brinden distracciones saludables en la vida del abuelito.
  • Dentro de las particularidades de cada caso, permita que el adulto mayor realice actividades de cuidado por sí mismo. Tenga paciencia en sus avances, supervíselo y guíelo, siempre reforzando positivamente sus avances.
  • Recreación: Proporcione espacios de distracción constantes que brinden sorpresas y cambios en la vida sedentaria.
  • Visitas médicas periódicas: No olvide las revisiones médicas regulares que le permitirán tener mayor control sobre los avances en relación a la enfermedad o cuidados generales.
  • Ser empáticos: Esto implica dar las atenciones y el cariño que quisiéramos nos pudieran dar cuando estemos en un futuro en esa misma situación.
  • Apoyos externos: Establezca contactos confiables entre amigos cercanos, vecinos y familia extensa que puedan apoyar en caso de requerir ayuda o por alguna emergencia.
  • Mantenerse informado. Conozca las necesidades médicas y los avances en el campo geriátrico que le ayudará a entender mejor a su adulto mayor.

 

Cada día son más las familias que están al cuidado de adultos mayores.  Los avances médicos han permitido que los abuelitos puedan tener una mejor calidad de vida y tengan la oportunidad de compartir esta maravillosa etapa con su familia directa. Lamentablemente también son muchos los que viven en el abandono físico y psicológico, sin las atenciones médicas necesarias. Si tiene la gran fortuna de contar con personas de la tercera edad cerca de usted, enriquezca su espíritu con su compañía y plática. Comparta momentos de calidad y no olvide ponerse en sus zapatos y visualizando su propia vejez. enidsosa@yahoo.com