Despedida del Padre García

El Pbro. Álvaro García Aguilar celebró su última misa como párroco de María Inmaculada el pasado 1º de octubre en un ambiente de gozo y alegría, contando con la parroquia llena por miembros tanto de los grupos apostólicos como la comunidad y su familia.

 

La cita fue a las 8 de la noche del jueves 1º de octubre, el sacerdote fue recibido en medio de aplausos de alegría y agradecimiento por casi 42 años de servicio y 59 años de su ordenación sacerdotal.

thumb_IMG_0114_1024

El padre García fue acompañado durante la celebración por otros seis sacerdotes, entre los que se encontraban quienes fueron sus vicarios estos últimos años; Mario Cervera Ancona y Raúl Cardoz Fernández, quien ahora estará como párroco de San Antonio de Padua, ubicado en el Fraccionamiento Granjas.

 

Su homilía la dedicó a contar su llegada a la parroquia, las acciones que se han realizado, como la construcción de 2 casas de retiro: una es la Casa de Nazaret en Montecristo y la Casa de Valores en puerto Chelem, al igual que la presencia de los jóvenes en los apostolados de la parroquia, que tiene un número de 1,200 personas que asisten a juntas en distintos horarios en la parroquia.

 

“Uno no puede despedirse de lo que tiene en su corazón, y ustedes están en mi corazón. […] Esta parroquia tiene tanta historia, es la primera y la última en la que serví como párroco en Yucatán” fueron unos de los comentarios del sacerdote durante su homillía.

thumb_IMG_9683_1024

También informó que ahora residirá en un pequeño departamento muy cerca de la parroquia, en donde ahora se dedicará a la guía espiritual y sobre todo, atender a sus seres queridos.

 

Después de la celebración hubo un pequeño convivio en el mismo parque, donde se realizaron unas pequeñas actividades por parte de los grupos apostólicos, al igual que un sketch por el grupo ROCAMAR, unas palabras de los vicarios y de gente muy cercana al sacerdote.